• Antes que nada tenle PACIENCIA; acompáñalo y escúchalo pues todas las personas llegarán a esa edad.
  • Ayuda a que su movilidad sea más fácil dentro de la casa y que el lugar siempre esté bien iluminado, de esta manera se evitan accidentes.
  • Mantén al adulto mayor unido a la familia pues la fortaleza de los lazos familiares es algo que le ayudan mucho.
  • Sumado a lo anterior, procura que tu familiar participe de diferentes actividades inscribiéndolo a clubes y centros de integración.
  • No olvides asearlo de manera regular ya que el agua estimula el cuerpo y evita problemas de la piel.
  • Las personas mayores duermen pocas horas y es necesario que el cuarto tenga una luz baja adecuada, que no haya ruidos a su alrededor y que las cobijas sean las suficientes para mantener el calor.
  • Si notas que su estado de ánimo se ha tornado a depresivo no dudes en consultar a un médico, quien podrá recetar medicamento o determinar si su actitud es normal.
  • Cuida que el baño siempre tenga los elementos suficientes para un aseo correcto; además revisar que las instalaciones tengas los apoyos suficientes para evitar caídas. Dale la confianza de que puede hacer esa tarea por si mismo.